AUTOR

Abogado: ALFREDO HERRANZ ASIN Despacho: Conde Aranda, 1, Pral. Izda. 50004 Zaragoza Teléfono 976205797 Email: alfredoherranz@reicaz.com Twitter: @extranjeriabog

OTROS BLOGS DEL AUTOR

domingo, 7 de junio de 2015

CONCLUSIONES DEL ENCUENTRO DE ABOGADOS DE EXTRANJERIA EN MALAGA 2015

Ayer escribí esta entrada en la que expresaba lo positivo que me llevo del encuentro de abogados de extranjería y asilo en Málaga que finalizó ayer sábado. Hoy quiero recoger mis conclusiones desde el plano técnico y profesional con algunas sugerencias de mejora. Quien me sigue a través de redes sociales conoce mi perfil critico aportando contenido y mejoras. En este caso no recojo solo cuestiones propias sino valoraciones también habladas con otros compañeros asistentes del congreso. Incluso algunas valoraciones con las que no estoy de acuerdo.

Lo habitual es glosar elogiosamente la organización del Congreso. Ya lo han hecho otros compañeros y lo comparto. Mi agradecimiento personal también al esfuerzo de los compañeros de Málaga que con mucha ilusión han preparado este encuentro, han hecho lo posible porque nos sintamos acogidos y cómodos y porque todo funcionara a la perfección. De lo que digo a continuación poco tiene que ver con ellos en ese aspecto, y son cuestiones que me gustaría que se afrontaran de cara al futuro.

Comienzo diciendo que me ha gustado el cambio de formato del congreso, dirigido entiendo a cuestiones más prácticas. Me gustaría que en los siguientes congresos se avanzara en ese sentido. Cada cual valorará el contenido de manera subjetiva y es normal. Así en el anterior congreso de Bilbao dije que me fui sin aprender nada en el plano jurídico, lo cual fue un déficit para mi. Pero habrá otros compañeros que tendrían diferente valoración. En este caso, al menos el jueves hubo dos momentos importantes de avanzar en conocimiento, la mesa redonda sobre los efectos de la sentencia de 23 de abril de 2015 del TJUE y la aplicación de la directiva de retorno y el seminario que asistí por la tarde sobre nacionalidad.

Pero la primera crítica que debo hacer al formato de los congresos es la falta de flexibilidad. De este modo en los días previos pregunté a la organización mediante el facebook si se iba a incorporar de algún modo al programa dos cuestiones importantes. Uno, precisamente la sentencia de 23 de abril de 2015 del TJUE. El segundo, me sorprendió que a las puertas de la entrada en vigor del Código Penal con importantes modificaciones para nuestro ejercicio en el ámbito de la extranjería nada, repito nada, había en el programa. La respuesta fue que el programa estaba preparado hace tiempo. Creo que ante cuestiones de transcendencia se ha de tener la debida respuesta y flexibilidad. Curiosamente la ausencia de un ponente provocó esa modificación in extremis y claramente improvisada. Hubiera sido mejor una modificación dedicidida por la necesidad jurídica y no porque se caiga un ponente.



Hay compañeros que verbalmente me han manifestado que no les gusta la idea de una ponencia marco. Yo en esto no estoy de acuerdo. Creo que una buena ponencia marco es necesaria, debe ser el buque insignia del congreso y estar relacionada con lo más importante que afecte en este momento a la extranjería. Creo que la temática fue buena, si bien a la ponencia le faltó profundidad.

Pasamos a la improvisada y necesaria mesa redonda. Tras una excelente exposición de Rodríguez Candela sobre la evolución en la materia intervinieron el resto de los integrantes, pero mi única crítica es que fueron unas intervenciones homogéneas y en la misma línea, con lo que con una sola hubiera sido suficiente y faltó alguien que diera una visión distinta, para que luego con el debido tiempo se recogieran las ideas de los asistentes. Muchas cuestiones se dejaron para el seminario del viernes, el cual se agotó con las intervenciones de los ponentes sin posibilidad de participación alguna de los asistentes, pero a eso me referiré luego. Yo mismo me dejé algunas cosas para decirlas en ese día y me quedé sin poder compartirlas. Una lástima.

Por la tarde participé en el seminario sobre nacionalidad, el cual nos dió la oportunidad de (ponga el verbo que quiera según su mayor o menor docilidad con el poder) con el subdirector general. Mi única lástima es que saliera "vivo" de ese seminario, aunque varios asistentes le pudimos presionar con nuestras intervenciones. No nos debería preocupar tanto como abogados nuestros casos concretos que gestionamos de nacionalidad sino el sistema que ese está implantando por el actual gobierno, tan peligroso para los intereses de los ciudadanos. Aun así, fue un seminario interesante y del que saqué aprendizaje e interesantes cuestiones de cara al futuro más inmediato en esta materia.

Sin embargo, el viernes flojeó, quizás debido a las elecciones de mis talleres y seminarios. O es que como dije en el grupo del guasap del congreso entiendo por taller algo distinto a lo que entiende la organización. Un taller ha de ser algo eminemente práctico. Así si titulamos como interponer una demanda ante el TEDH se ha de explicar eso y esperaba una mayor didáctica en tal sentido, más allá de una exposición de los avatares del caso concreto. La idea es buena, y es algo que estamos implantando un grupo de compañeros en zaragoza con positivas experiencias: un compañero expone una cuestión que ha trabajado en un caso concreto para después entre todos los asistentes, compartir conocimiento, ideas, crear jurídicamente en colectivo. Esa segunda parte faltó en los talleres en los que asistí.

Y es que esta es otra cuestión recogida con el resto de los compañeros que hablé, se echa en falta sistemas que faciliten mayor participación de los asistentes. Si empezamos las sesiones con retraso se corta participación. Si hay demasiados ponentes se corta participación. Y si los ponentes se extienden se corta participación. Y lo positivo de los encuentros es precisamente eso, el ENCUENTRO, y encontrarse en comunicar, colaborar, aportar. Ruego para los siguientes congresos, recogiendo como digo la petición de otros compañeros, que se amplíen las posibilidades de participación de los asistentes.

Por que de donde salen las conclusiones si no hay participación? Han sido debatidas? quien las ha concluido?

Y como decía antes, esperaba mucho del último seminario sobre la directiva de retorno en la que debo felicitar la exposición del compañero Manuel Lancha. Quizás como digo el enfoque fue demasiado amplio por los ponentes. Y es que como también me han comentado otros compañeros asistentes a otros seminarios, debemos partir de que quienes acudimos a los congresos tenemos un nivel de conocimiento jurídico mínimo que no debería ser reiterado en la exposición de una ponencia y deberían dedicarse a profundizar en mayor medida.

También como sugerencia, haría mayor rotación de ponentes. Cuatro años seguidos me hacen ver mismas caras y muchas veces mismas exposiciones. Creo que no es tan difícil con la contrastada calidad de muchos asistentes que se introduzcan nuevas.

Así que como resumen de todo lo anterior expresaría como sugerencias de mejora para futuros congresos: mayor flexibilidad para acoger cuestiones de extremo interés; mayor espacio de participación para los asistentes (las nuevas tecnologías nos pueden ayudar mucho en este sentido, habilitando canales de aportaciones, sugerencias, etc.); innovacion y variedad en temática y ponentes; espacios verdaderamente más prácticos.

Confío en que esta entrada sea bien entendida y reitero mi agradecimiento al esfuerzo de la organización del encuentro. Ha sido un buen encuentro, del que he disfrutado mucho en todos los planos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario